North Carolina Green Party Upholds Essential Presidential Recognition Requirements


Haz clic aquí para leerlo en español.

June 30, 2020

2020 Presidential Recognition Process

On Monday, December 2, 2019, the North Carolina Green Party (NCGP) submitted its slate of presidential candidates to the State Board of Elections. North Carolina state law dictated a December 3, 2019, deadline for our party to submit our presidential primary candidates’ list to the State Board of Elections. The list the NCGP sent to the State Board included only one candidate, Howie Hawkins. We’d like to outline why. 

The NCGP has a committee (the Endorsement Committee) that reviews candidate qualifications for all elections, including president. Both that committee and the NCGP Coordinating Committee reviewed candidate qualifications for the 2020 presidential primary and made determinations prior to submitting our list to the State Board of Elections. 

As a GPUS-affiliated state party, it is the NCGP’s right and responsibility to set our own qualifications to be recognized as an NCGP candidate, no matter the office. Like many states, our ballot access is dependent upon a Green Party presidential candidate appearing on November 2020 ballots. North Carolina law is unique in that it allows the NCGP to retain our ballot line for the next 4 years if the national Green Party’s presidential nominee appears on the ballot in at least 37 states. Therefore, it was essential that we develop a method of assessing a candidate’s ability to run a successful presidential campaign. That includes having a base of support, a campaign team, the ability to raise the bare minimum of funds to run a national campaign, and a campaign that is actively working to get on the ballot in every state. 

With that in mind, the NCGP developed our policies and procedures for assessing a candidate’s capacity to run a national campaign. You can read these policies and procedures on our website. The NCGP’s requirements are not strenuous and were established with the goal of running viable nationwide presidential campaigns that show evidence of planning to achieve ballot access in most if not all states. The first metric we established is that the candidate must be officially recognized as a Green Party of the United States (GPUS) presidential candidate. Therefore, we sent a statement explaining our state-mandated deadline and our recognition requirements to the two candidates who had been officially recognized by GPUS at that time: Dario Hunter and Howie Hawkins. No other candidates had been recognized by GPUS at that time. You can learn more about GPUS’s presidential acknowledgment process, developed by its Presidential Candidate Support Committee (PCSC), on its website. 

The Campaigns’ Responses

On November 3, 2019, the Hawkins campaign delivered to the NCGP secretary its documentation to demonstrate that the campaign had met the NCGP’s requirements. After reviewing the documentation, the NCGP found that the Hawkins campaign met our requirements and became the first candidate to be officially recognized by the NCGP. 

The NCGP made several attempts to encourage Dario Hunter’s campaign to respond to our NCGP qualifications, but the campaign missed our November 25 deadline for submission of our recognition requirements. However, we extended that deadline and again asked the campaign to submit documentation that it met our party’s requirements. The campaign did not respond with our required criteria, including not submitting a ballot-access plan; did not seek to work with us to satisfy our requirements; and did not choose to employ the appeal procedures that are provided for in our policies and procedures at section 4.

The NCGP thus submitted its presidential primary candidates’ list to the State Board of Elections with only Howie Hawkins’s name on the list. The Hawkins campaign was the only campaign that submitted its qualifications for recognition to the NCGP. We do not know if the Hunter campaign had a ballot access plan or whether it met NCGP requirements at the time. Ultimately the State Board of Elections, not the NCGP, determines which candidates appear on our ballot. 

Towards a Better Green Party Presidential Recognition Process

The NCGP Coordinating Committee and Endorsement Committee encourage the Green Party of the United States (GPUS) to adopt new recognition requirements for the 2023–2024 presidential campaign cycle that are the same or similar to our state party’s, including requirements that candidates must meet in order to be invited to candidates’ forums.

We point out that it is the Green Party of the United States, not the NCGP, that altered its presidential recognition requirements during the 2020 primary. For 12 years prior, the GPUS maintained a $5,000 minimum fundraising requirement for presidential recognition, having ratified that metric in 2007. Over the 2008, 2012, and 2016 campaign seasons, many Green presidential candidates met the $5,000 requirement. The NCGP’s current minimum fundraising requirement for presidential recognition remains $5,000. However, in June 2019, in the midst of the Green primary when several candidates had already announced, the GPUS altered its minimum fundraising requirement by reducing it to just $1,000. The NCGP delegation to the GPUS National Committee voted against the 80% decrease. In turn, the NCGP’s Endorsement and Coordinating Committees chose to maintain a $5,000 minimum fundraising requirement for our primary ballot and to enact other recognition requirements, including submission of a basic ballot-access plan.

We also point out that the NCGP is not the only affiliate of GPUS whose presidential recognition process differs from GPUS’s. In fact, many state Green Parties and GPUS national identity caucuses do not take GPUS’s recognition process into account. Namely, many of these organizations place unrecognized candidates on their primary ballots. In some cases, state parties have even placed people who are not running for president on their primary ballots, such as Jesse Ventura. We feel that placing unrecognized candidates and noncandidates on Green ballots is inherently undemocratic and that it undermines the national organization, undermines GPUS’s affiliated state parties and caucuses, devalues candidates who are undertaking serious organizing in pursuit of the nomination, and misinforms voters. In particular, it is a serious disservice to Green voters for parties and caucuses to place people on our presidential primary ballots who are not running for president or who have not met very meager recognition requirements. Placing poor-performing candidates and people who aren’t even running on our ballots misinforms voters about these candidates’ seriousness and their ability to mount nationwide campaigns to build the party. 

Lacking national party action to improve its primary process, we encourage GPUS-affiliated state parties and caucuses to adopt presidential recognition requirements similar to or the same as the NCGP’s and to work together to revise the GPUS’s rules and requirements. We believe that stronger requirements such as the NCGP’s will improve GPUS’s presidential primary significantly to highlight campaigns that have demonstrated support among Greens, as well as vital infrastructure to mount campaigns nationwide, and will serve to provide clear guidance to state election officials on which candidates the Green Party recognizes. 

Our North Carolina Green Party has been a leader in improving the national Green Party in key ways—notably, the NCGP introduced an amendment in 2016 to revise the GPUS platform to explicitly reject capitalism. Our amendment, authored by NCGP members, has led to our state party and others, as well as multiple Green campaigns and left organizations, to adopt ecosocialism and anticapitalist labels and to produce educational materials on these topics, promoting them to the public. Ecosocialism is now a major Green Party position. In this vein, we believe more thorough national presidential recognition requirements, including for debate participation, are important ways that the NCGP can help improve GPUS’s image, viability, and functionality. 

In solidarity with people and planet and against profits,

The North Carolina Green Party

 


PARTIDO VERDE DE CAROLINA DEL NORTE REAFIRMA REQUISITOS ESENCIALES PARA EL RECONOCIMIENTO DE CANDIDATOS PRESIDENCIALES

30 junio 2020

Proceso de reconocimiento de candidatos presidenciales 2020

El lunes 2 de diciembre de 2019, el Partido Verde de Carolina del Norte (PARTIDO VERDE) presentó su lista de candidatos presidenciales a la Comisión Electoral del Estado ya que ley estatal de Carolina del Norte dictó una fecha límite del 3 de diciembre de 2019 para que nuestro partido presente su lista de candidatos para los primarios presidenciales a la Comisión Electoral del Estado. La lista que el PARTIDO VERDE envió a la Comisión Estatal incluía solo un candidato, Howie Hawkins. Nos gustaría describir por qué.

El PARTIDO VERDE tiene un comité (el Comité de aprobación) que revisa las calificaciones de los candidatos para todas las elecciones, incluyendo la de presidente. Tanto ese comité como el Comité Coordinador del PARTIDO VERDE revisaron las calificaciones de los candidatos para las primarias presidenciales de 2020 y tomaron decisiones antes de presentar nuestra lista a la Comisión Electoral del Estado.

Como estado miembro afiliado a Partido Verde de los Estados Unidos, es el derecho y la responsabilidad del PARTIDO VERDE establecer nuestras propias calificaciones para ser reconocidos como candidatos del PARTIDO VERDE, sin importar el cargo. Al igual que muchos estados, nuestro acceso al sistema electoral depende de que un candidato presidencial del Partido Verde aparezca en los tarjetones de noviembre de 2020. La ley de Carolina del Norte es única ya que permite que el PARTIDO VERDE conserve nuestra participación de votación durante los próximos 4 años si el candidato presidencial nacionales del Partido Verde aparece en la boleta electoral en al menos 37 estados. Por lo tanto, era esencial que desarrolláramos un método para evaluar la capacidad de un candidato para ejecutar una campaña presidencial efectiva. Eso incluye tener una base de apoyo, un equipo de campaña, la capacidad de recaudar el absoluto mínimo de fondos para llevar a cabo una campaña nacional y una campaña que esté trabajando activamente para llegar a al acceso electoral en todos los estados.

Con eso en mente, el PARTIDO VERDE desarrolló nuestras políticas y procedimientos para evaluar la capacidad de un candidato para ejecutar una campaña nacional. Puede leer estas políticas y procedimientos en nuestro sitio web. Los requisitos del PARTIDO VERDE no son excesivos y se establecieron con el objetivo de llevar a cabo campañas presidenciales viables en todo el país que muestren evidencia de planificación para lograr el acceso al Sistema electoral en la mayoría, si no en todos los estados. La primera métrica que establecimos es que el candidato debe ser reconocido oficialmente como candidato presidencial del Partido Verde de los Estados Unidos (GPUS). Por lo tanto, enviamos una declaración explicando nuestra fecha límite exigida por el estado y nuestros requisitos de reconocimiento a los dos candidatos que habían sido reconocidos oficialmente por GPUS en ese momento: Dario Hunter y Howie Hawkins. GPUS no había reconocido a ningún otro candidato en ese momento. Puede obtener más información sobre el proceso de reconocimiento presidencial de GPUS, desarrollado por su Comité de Apoyo a los Candidatos Presidenciales (PCSC), en su sitio web.

Las respuestas de las campañas

El 3 de noviembre de 2019, la campaña de Hawkins entregó a la secretaria de PARTIDO VERDE su documentación para demostrar que la campaña había cumplido con los requisitos del PARTIDO VERDE. Después de revisar la documentación, el PARTIDO VERDE descubrió que la campaña de Hawkins cumplió con nuestros requisitos y se convirtió en el primer candidato en ser reconocido oficialmente por el PARTIDO VERDE.

El PARTIDO VERDE hizo varios intentos para animar a la campaña de Dario Hunter para que cumpliera con nuestras calificaciones de PARTIDO VERDE ESTATAL, pero la campaña no cumplió a tiempo con la fecha límite del 25 de noviembre para la acatarse a nuestros requisitos de reconocimiento. Sin embargo, ampliamos ese plazo y nuevamente le solicitamos a la campaña que enviara su documentación de cumplimiento con los requisitos de nuestro grupo. La campaña no cumplió con nuestros criterios requeridos, incluyendo presentar un plan de acceso al sistema electoral; no demostró querer trabajar con nosotros para satisfacer nuestros requisitos; y no eligió emplear los procedimientos de apelación que se proporcionan en nuestras políticas y procedimientos en la sección 4.

Por lo tanto, el PARTIDO VERDE presentó su lista de candidatos primarios presidenciales a la Comisión Electoral del Estado con solo el nombre de Howie Hawkins en la lista. La campaña de Hawkins fue la única campaña que presentó sus calificaciones para el reconocimiento al PARTIDO VERDE. No sabemos si la campaña de Hunter tenía un plan de acceso al sistema electoral o si cumplía con los requisitos de PARTIDO VERDE en ese momento. Finalmente, la Comisión Electoral del Estado, no el PARTIDO VERDE, determinara qué candidatos aparecen en nuestro tarjetón.

 Mejorando el proceso de reconocimiento presidencial del Partido Verde

El Comité de Coordinación y el Comité de Aprobación del PARTIDO VERDE le piden al Partido Verde de los Estados Unidos (GPUS) que adopte nuevos requisitos de reconocimiento para el ciclo de campaña presidencial 2023–2024 que sean iguales o similares a los de nuestro estado parte, incluyendo los requisitos que los candidatos deben cumplir para poder ser invitado a los foros de candidatos.

Señalamos que fue el Partido Verde de los Estados Unidos, y no el PARTIDO VERDE ESTATAL, que cambio sus requisitos de reconocimiento presidencial durante las primarias de 2020. Durante 12 años antes, el GPUS mantuvo un requisito mínimo de recaudación de fondos de $ 5,000 para el reconocimiento presidencial, habiendo ratificado esa métrica en 2007. Durante las temporadas de campaña de 2008, 2012 y 2016, muchos candidatos presidenciales ecológicos cumplieron con el requisito de $ 5,000. El requisito mínimo actual de recaudación de fondos del PARTIDO VERDE ESTATAL para el reconocimiento presidencial sigue siendo de $ 5,000. Sin embargo, en junio de 2019, en medio de las primarias verdes cuando varios candidatos ya lo habían anunciado, el GPUS cambio su requisito mínimo de recaudación de fondos al reducirlo a solo $ 1,000. La delegación de PARTIDO VERDE ESTATAL en el Comité Nacional GPUS votó en contra de la disminución del 80%. A su vez, los Comités de Aprobación y Coordinación del PARTIDO VERDE decidieron mantener un requisito mínimo de recaudación de fondos de $ 5,000 para nuestro tarjetón primario y promulgar otros requisitos de reconocimiento, incluyendo la presentación de un plan básico de acceso al sistema electoral.

También recalcamos que el PARTIDO VERDE no es el único afiliado de GPUS cuyo proceso de reconocimiento presidencial difiere del de GPUS. De hecho, muchos partidos verdes alrededor del país no usan el proceso de reconocimiento de GPUS. Es decir, muchas de estas organizaciones colocan candidatos no reconocidos en sus boletas primarias. En algunos casos, los estados partes incluso han colocado a las personas que no se postulan para presidente en sus tarjetones electorales primarios, como Jesse Ventura. Consideramos que colocar candidatos no reconocidos y no candidatos en los tarjetones verdes es inherentemente antidemocrático y que socava la organización nacional, socava los partidos y comités estatales afiliados a GPUS, desvaloriza a los candidatos que están llevando a cabo una organización seria en pos de la nominación e informa mal a los votantes. En particular, es un grave perjuicio para los votantes verdes que los partidos y las asambleas electorales coloquen a las personas en nuestras elecciones primarias presidenciales que no se postulan para presidente o que no han cumplido requisitos de reconocimiento mínimos y, por lo tanto, no son candidatos para la nominación verde. Colocar candidatos de bajo rendimiento y personas que ni siquiera están en nuestros tarjetones informan mal a los votantes sobre la seriedad de estos candidatos y su capacidad para organizar campañas a nivel nacional para construir el partido.

Ante la falta de acción de los partidos nacionales para mejorar su proceso primario, le pedimos a los grupos y partidos estatales afiliados a GPUS a adoptar requisitos de reconocimiento presidencial similares o iguales a los del PARTIDO VERDE ESTATAL y a trabajar juntos para revisar las reglas y requisitos de GPUS. Creemos que los requisitos más estrictos, como los PARTIDO VERDE, mejorarán significativamente las primarias presidenciales de GPUS para resaltar las campañas que han demostrado apoyo entre los Verdes, así como la infraestructura vital para montar campañas en todo el país, y servirán para proporcionar una guía clara a los funcionarios electorales estatales sobre qué candidatos El Partido Verde reconoce.

Nuestro Partido Verde de Carolina del Norte ha sido líder en la mejora del Partido Verde nacional en formas clave, en particular, el PARTIDO VERDE introdujo una enmienda en 2016 para revisar la plataforma GPUS para rechazar explícitamente el capitalismo. Nuestra enmienda, redactada por miembros de PARTIDO VERDE, ha llevado a nuestro Partido estatal y a otros, así como a múltiples campañas ecológicas y organizaciones de izquierda, a adoptar etiquetas de ecosocialismo y anticapitalistas y a producir materiales educativos sobre estos temas, promocionándolos al público. El ecosocialismo es ahora una posición importante del Partido Verde. En este sentido, creemos que los requisitos nacionales más completos de reconocimiento presidencial, incluida la participación en el debate, son formas importantes en que el PARTIDO VERDE puede ayudar a mejorar la imagen, la viabilidad y la funcionalidad de GPUS.

En solidaridad con las personas y el planeta y contra el avaricio,

El partido verde de Carolina del Norte

connect

get updates